Poema dedicado a TAJO RAYO, COÍN



La sinfonía
de la naturaleza,
llama al amor.


VIVAS AGUAS DEL HOY, PARTÍCULAS DEL TIEMPO


Vivas aguas del hoy que contemplamos      
al sentir como el tiempo se nos va                
las horas cadenciosas van pasando               
cuando se ama con alta intensidad.  

Es el amor la fuerza de la vida                     
con él se siente el sol con más presencia
y el tiempo se nos va como sin prisas           
sin él se vuelve triste la existencia.   

Hay que inventar que el hoy ya fue soñado
para alcanzar el cenit de las horas
para invocar que somos nada y todo.

Hay que soñar para un mundo pactado
para un mañana eterno que es ahora 
es ilusorio si se cae a plomo. 
           
Como con gran asombro
puedes fingir que nunca sabes nada
caes como el rocío en la alborada.




Aurora Gámez Enríquez
pág. 60-61 III Antología Digital "Quizás cuando el amor quede tan solo, la única estancia habitada."
ACE Andalucía. Eldonita en Hispanio (digital) (España), 2019




III ANTOLOGÍA ACE- ANDALUCÍA


 PREFACIO

                                               Por Manuel Gahete, presidente de ACE-A


Podría decir que solo la palabra persiste tras la nada, con una ley insobornable a la que nadie duda en someterse, aunque la usanza haya dejado signos de sesgo antagónico y el ser humano sea por esencia o mimesis cainita de sí mismo. Porque la palabra salva incluso hiriendo, clavada como un áspid en las venas del alma, sorteando la última vaguada de la muerte. Tantos poetas la han cantado, tantos que sería pertinente recordarlos en futuras entregas. Mas hoy nos congregan dos voces singulares, tocadas por la emoción, unidas por el efecto, merecedoras de esa rara cualidad del espíritu como es la admiración por el otro. En ambas se condice el amor por la vida, el clamor de la naturaleza, esa luz imperturbable que se yergue desde el más hondo abismo perpetuando el renacimiento. Julio Alfredo Egea y Pilar Quirosa-Cheyrouze son ya sustrato capital de nuestra tierra, semilla fértil en campos de labranza, alto vuelo en el vértigo del aire. De ellos y para ellos hoy nuestra palabra es su palabra:

La palabra

Quizá cuando en la infancia se descubrían los cielos,
y el aire quieto alzaba sus pájaros azules,
ya estaba la palabra ensayando sus formas
de volar desnudando la carne del harapo,
presintiendo ser única al sentirse elegida.
Primero de puntillas, con el miedo y el gozo
de ese niño que ensaya el andar... y de pronto
balbucea su sorpresa al encontrarse erguido.  
  

Como al pájaro joven
que le crece su música a la par que las alas,
y en el primer arpegio de su flauta dormida
descubre el universo.
Así, soñando hacer la vida más hermosa,
intentando lograr un relato de esencias,
poniendo un nombre nuevo al alma de las cosas.
(Julio Alfredo Egea)

No siempre se hace justicia en este mundo. Diría que casi nunca, porque son muchos los condicionamientos que instan a ensalzar a algunos, relegando a otros, dejando a estos en el olvido y sobrevalorando a aquellos. Los seres humanos solemos ser así de simples o perezosos, dando por bueno lo que nos dictan o aceptándolo sin reflexión ni criterio. Y cómo no, al final siempre compramos lo que nos venden, aunque sea la última basura surgida del millonario imperio del mercado. No sé muy bien a qué viene tanta impostura para convencernos de que no somos seres insólitos, de que compartimos el imaginario colectivo sin salirnos del plato, porque parecer raro o disidente no suele ser lo más propicio. Solo la literatura nos desintoxica, nos permite vibrar, en ella hallamos espacios de aire respirable, zonas de peaje en la torva andadura, luz difusa en la colmada sombra. Es probablemente lo que Julio Alfredo pretendía transmitir:

Escribo por necesidad, cuando sufro o gozo con un tema sintiendo urgente necesidad de expresarlo, nunca por vano artificio literario.
La mayoría de mis libros tienen unidad temática y mis temas preferentes son humanismo y naturaleza. Estoy entre los poetas que soñaron cambiar el mundo con la poesía; al menos aspiro a dejar un rayo de espiritualidad sobre el materialismo existente.
Siempre pensé y sentí que la poesía era algo así como el recibo de un guiño de Dios entre la niebla. Creo que lo que más importa en poesía, como en cualquier género, es llegar a tener una voz personal, mejor o peor pero propia, poder establecer ante el lector una válida oferta de sugerencias, y, si es posible, imprimir un pellizco de sorpresa. El lenguaje es decisivo, el valor de las imágenes y el ritmo interior del poema.
Quizá la poesía solo sea una traducción de los asombros a través de la sensibilidad del poeta, del asombro inacabable de ir descubriendo la vida, los seres y las cosas, desde la niñez.

Si se calla el cantor calla la vida / porque la vida, la vida misma es todo un canto. Pilar Quirosa-Cheyrouze escribió estas palabras que siguen sobre el poeta Julio Alfredo Egea en la doliente hora de su muerte:

La palabra de Julio Alfredo Egea, referente poético de la Generación del 50, quien, por fortuna ha recibido, durante todos estos años, muchos reconocimientos en vida, nos lleva a seguir recorriendo una travesía universal en la búsqueda de una verdad conciliadora con el tiempo que nos ha tocado vivir. Una andadura por la que el poeta de Chirivel ha recorrido con sus versos una tierra de inmensidad, esencialidad y hondura. Una naturaleza de reconocibles vuelos, voluntad inagotable de asombros que siempre ha sabido comunicar a través del tiempo en el acercamiento a unos cauces estéticos, plenos de lirismo y verdad, vertidos en la entrega solidaria, desde la ética del pensamiento y una andadura que se desborda en la palabra, desde el crucial compromiso con la cultura y la sociedad almeriense.
Ha fallecido Julio Alfredo Egea en la cercana Granada, su tierra de adopción, que tanto amaba. Una ciudad en la que compartía grandes amistades, donde era académico de la Academia de Buenas Letras de Granada, una labor a la que se unía el reconocimiento a una obra literaria, desde la sencillez de un camino laborioso y la fuerza de su entrega. Ese era el trayecto por recorrer y el poeta siempre lo supo: la esencialidad de la andadura, los matices del vuelo y la libertad, más allá de los claroscuros sembrados en la espesura. Un compromiso, desde siempre, realizado por el fundador y redactor jefe de la revista Sendas, donde se publicó en 1946, el primer homenaje escrito al poeta Federico García Lorca en España. Un compromiso eterno con la verdad, la que recibimos desde sus versos, en la voluntad inagotable de luchar contra las injusticias, en el abrazo desprendido, en el amor por su familia. Él nos lo anunció: “Quizá la poesía solo sea una traducción de los asombros a través de la sensibilidad del poeta, del asombro inacabable de ir descubriendo la vida, los seres y las cosas, desde la niñez”. En el horizonte de luz y por siempre, la memoria sentimental y el recuerdo de los instantes vividos y compartidos.

Y ciertamente han sido muchos los instantes vividos y compartidos. Menos con Julio Alfredo, a quien conocí personalmente en Granada cuando acudió, junto a Rafael Guillén, a la presentación de mi libro La región encendida, recién inaugurado el siglo XXI; y, desde entonces, he sentido que un vínculo indeleble se instituía en mi corazón con ambos, la gratitud inmensa de quien se siente protegido por la cúspide del cielo. Mucha más intensa ha sido la relación que nos unía con Pilar Quirosa-Cheyrouze, fraternal amiga, hermana en la senda, siempre lámpara de inmarcesible luz, con quien tanto queríamos. Porque lo cierto es que siempre que expira un poeta nos parece que un eco íntimo se extingue dentro de nosotros, como si el corazón exhalara un terrible quejido de volcán en el aire, una ilusión corrompida al albur de la nada. No será fácil olvidar a Julio Alfredo Egea ni a Pilar Quirosa-Cheyrouze. Pocos seres humanos he conocido poseedores de tanta sensibilidad, tanto aliento fúlgido y tanta ternura inmarcesible.
Si se calla el cantor muere la rosa / de qué sirve la rosa sin el canto. Aunque todos sabemos, y estas páginas se nutren de las pasiones más intensas, que ni calla la vida ni muere la rosa cuando calla el cantor, porque su voz sigue restallando en las tribunas, se ilumina sobre la oscuridad del silencio y se arroga fértil en la voz de otros cantores. Y es que siempre nos quedarán sus versos, plenos de honda emoción, legatarios de un acendrado ejemplo de solidaridad y fortaleza que difícilmente podremos olvidar.

III
Hazme noche por siempre
lejos de la ceniza
que mi voz se convierta
en esponja
y busque el rumor del agua
y tu huella de río interminable.
(Pilar Quirosa-Cheyrouze)

Así será sin duda la impasible luz de la palabra que, en su gozo y dolor, se yergue y torna poderosa y esquiva.

III ANTOLOGÍA DIGITAL ACE- ANDALUCÍA

"Quizá cuando el amor quede tan solo, la única estancia habitada"


21 ESCRITORAS Y 43 ESCRITORES


Aziz Amahjour, Juan Andivia Gómez, Rafael Ávila, Alicia Aza, Emilio Ballesteros, Sergio Barce, Carlos Benítez VIllodres, José Cabrera Martos, Diego Castillo, Juan Clemente Sánchez, Rosa Díaz, Mohamed Doggui, Alejandro Duque Amusco, Paloma Fernández Gomá, Luis Alberto Fernández Piña, María Jesús Fuentes, Manuel Gahete, Aurora Gámez Enríquez, José Ganivet Zarcos, Antonio García Velasco, Inmaculada García Haro, Maricruz Garrido Linares, Ramón González Medina, Ana Herrera, Pedro Luis Ibáñez Lérida, Víctor Jiménez, Alfredo Jurado, Encarna Lara, Encarna León, Fuensanta Martín Quero, Lorenzo Martínez Aguilar, Ramón Martínez López, José María Molina Caballero, Francisco Mortales Lomas, Antonio Moreno Ayora, Francisco Muñoz Soler, José Olivero Palomeque, José Orihuela Guerrero, Juan Orozco Ocaña-Joros, Concha Ortega, Juan Antonio Palacios Escobar, Juan Luis Pinto, Antonio Porras Cabrera, Balbina Prior, Manuel Rámila, Mercedes Ramos Jiménez, Ana Recio Mir, José Rienda, Juan Emilio Ríos Vera, Rosa Romojaro, Luis de la Rosa Fernández, María Rosal, Encarnación Sánchez Arenas, Tomás Sánchez Rubio, Solange Sand, José Antonio Santano, José Sarria, Araceli Sobrino Martínez, Almudena Tarancón, Alberto Torés, Antonio Varo Baena, Francisco Vélez Nieto, José Juan Yborra y Corona Zamarro.

DELEGADA DE ACE ANDALUCÍA POR MÁLAGA




"ELEGIDA, PARA EL PERIODO 2019-2023, LA NUEVA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN COLEGIAL DE ESCRITORES, SECCIÓN AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA (ACE-A). En el marco del III Encuentro de Escritores de la Asociación Colegial de Escritores, sección autónoma de Andalucía (ACE-A), celebrado en Córdoba los días 15 y 16 de junio, se ha desarrollado la Asamblea Extraordinaria de socios, que ha procedido a la elección de la nueva junta directiva para el periodo 2019-2023, siendo elegida, por unanimidad, la candidatura encabezada por el presidente, Manuel Gahete, cuyos componentes son: Presidente: Manuel Gahete Jurado
Presidente de Honor: Francisco Vélez Nieto
Vicepresidenta 1: Remedios Sánchez García
Vicepresidente 2: Francisco Morales Lomas
Secretario General: José Sarria Cuevas
Tesorero: Juan Clemente Sánchez
Responsable Medios Comunicación: José Cabrera Martos
Responsable de Publicaciones: José María Molina Caballero
Responsable de Relaciones Institucionales: Raquel Lanseros Sánchez
Delegado Almería: José Antonio Santano Serrano
Delegado Cádiz: Paloma Fernández Gomá
Delegado Córdoba: Antonio Moreno Ayora
Delegado Granada: Ramón Martínez López
Delegado Huelva: Antonio Ramírez Almanza
Delegado Jaén: Joaquín Fabrellas Jiménez
Delegado Málaga: María Aurora Gámez Enríquez
Delegado Sevilla: Pedro Luis Ibáñez Lérida
Delegado Melilla: Encarna León Villaverde
Delegado Ceuta: María Jesús Fuentes García

CONSEJEROS: Alicia Aza Campos, Rafael Ballesteros Durán, Rosa Díaz Martínez, Antonio Enrique (Antonio Luis Rodríguez Martínez), Antonio García Velasco, Paco Huelva Cala, María Rosal Nadales, Juan José Téllez Rubio, Antonio Varo Baena y Manuel Ángel Vázquez Medel.".




Entro a formar parte de la Junta Directiva de ACE- Andalucía como Delegada por Málaga. En la jornada de dos días pudimos hacer homenaje a Juana Castro, honrar la memoria del escritor Julio Alfredo Egea y de mi entrañable compañera de letras Pilar Quirosa-Cheyrouze. Gran admiración siento por la obra poética de Pilar, así que empezar esta etapa de coordinación de actividades “A la luz impasible” de sus versos, me envuelve a la vez que me libera de la dolorosa realidad de su muerte. Es doblemente emotivo, me lleva a la responsabilidad, a la acción poética siempre comprometida, siempre humana.
Las antologías presentadas a asociados en ACE-Andalucía en este III Encuentro: “Quizá cuando el amor quede tan solo la única estancia habitada”, y “La luz impasible (Álbum de paisajes)”, deseo presentarlas en Málaga. Con la colaboración del CAL, Centro Andaluz de las Letras. Manos a la obra, todo para quienes quieran acercarse a su lectura. Cuarenta y tres autores y veintiuna autoras conforman una muestra poética andaluza de gran interés. Tres poetas hispanistas del Magreb participan con su poesía. En la diversidad y la búsqueda de la belleza está la auténtica identidad de Andalucía.
Aurora Gámez Enríquez
Delegada de ACE- Andalucía por Málaga
www.aceandalucia.org


IDA VITALE, PREMIO CERVANTES. PRESENTACIÓN DE "SHAKESPEARE PALACE. MOSAICOS DE MI VIDA EN MÉXICO", "RESURRECCIONES Y RESCATES" Y "DE PLANTAS Y ANIMALES"


Por Aurora Gámez Enríquez, presidenta Grupo ALAS, perteneciente a la sección autónoma 
de ACE-Andalucía.

“Paso a paso, rosa a rosa,
otra vez la primavera
le pinta la calavera,
a la tierra, verde prosa.
Búrlese, la decorosa,
de tanto gris sostenido,
en cada rama abre un nido
y prepara unas cantatas
para que el alma no abata
sus alas tras lo vivido.”
Ida Vitale

Presentación de los libros “Shakespeare Palace. Mosaicos de mi vida en México”, “Resurrecciones y rescates” y “De plantas y animales” de Ida Vitale, Premio Cervantes, en el programa de actividades del Festival de la Palabra, se realizó en la Embajada de México en Madrid, día 26 de abril a las 19 h.   Tengo que agradecer a la poeta Verónica Aranda que me lo recordase, ya que pensábamos ir a La Casa del Lector donde estaba previsto actuaciones de música y poesía, programamos ir a los dos eventos dentro de lo posible, sí, nos daría tiempo. Allí quedamos: Ketty Blanco, Susana Szwarc, Verónica Aranda y yo.  El lleno de la sala era total, la expectación mucha.
Las palabras de bienvenida de la embajadora de México en España, Roberta Lajous y del embajador de Uruguay Francisco Bustillo seguida de las palabras de María Jesús Such, Vicerrectora de Políticas de Responsabilidad Social y Extensión Universitaria de Alcalá de Henares ya enmarcaron lo que fue una tarde de contenidos humanistas.  La mesa de presentación de los libros de Ida Vitale, además de la autora, estuvo compuesta por el periodista, poeta y editor José María Espinasa y de Concha García, poeta y amiga de la autora. A modo de preguntas y sacando recuerdos se introdujo la presentación del libro “Shakespeare Palace. Mosaicos de mi vida en México”, la autora explica anécdotas vividas durante los años de exilio mexicano en los años, 1974-1984, habla de las personas que conoció y trató en esos años y avisa de que no están todas las que podrían estar por falta de tiempo y la premura con que tenía que presentar el libro a imprenta.  El escritor, José María Espinasa le recuerda situaciones vividas con personajes como Juan Rulfo, Octavio Paz, Álvaro Mutis que ella amplia con una precisión y memoria admirables. Concha García, recuerda cuando la conoció en Montevideo, en el apartamento en el barrio de Pocitos. Concha nos cuenta la admiración que le produjo la biblioteca que tenía, le pareció inmensa y valiosa, dice que apenas salió de allí con tanta lectura a su disposición. La memoria de Ida Vitale recorre ese tiempo y como sin darle importancia sonríe. Se crea un coloquio amigable y distendido donde la poeta galardonada habla de su profesor, José Bergamin, hijo de un ministro de la República Española que estaba exiliado en Montevideo y que daba clases en la Universidad. Nos dice, “llegó viudo con sus tres hijos, exiliado al Uruguay, recaló en la Facultad de Humanidades”. Sigue relatando que les hablaba de Galdós y otros escritores españoles, …, les abrió los ojos con otros autores no religiosos con Literatura Española. Bergamin prestaba libros, -dice que perdió tres bibliotecas-, pero las daba por bien perdidas, eran más bien semillas para el futuro. Su generosidad era inmensa.
También habla de Ortega y Gasset, recuerda, “Diálogo de un campesino”, “Geografía de la Meseta”, entre otros que leyó y admiró entonces se encontraba Miró, que dice era riqueza y Azorín, verbo y sujeto.   De todos ellos aprendió esta mujer admirable que fue trazando su carrera literaria con tesón y armonía.
Concha García le preguntó sobre su visita a Cuba, ella recordaba esa etapa con mucho agradecimiento por la acogida que tuvo. Mas tarde Ketty pudo recordar con ella  a la poeta Dulce María Loynaz, Premio Cervantes 1992.
Ante la pregunta: ¿para qué sirve la poesía?, Ida responde: ¿y para qué sirve un sauce, la hierba o una flor?  El público sonríe y murmura, para qué, sí, para qué. Todos allí nos lo hemos preguntado cientos de veces, y aquí estamos.
De los otros dos libros que se presentaron: “Resurrecciones y rescates” y “De plantas y animales”, apenas tomé nota, me quedé absorta escuchando.  Yo compré la antología poética “Poesía reunida” de Ida Vitales Tusquets Editores, Marginales 297. Nuevos textos sagrados. Colección dirigida por Antoni Marí. En la dedicatoria me sorprendió, pues me puso una palabra tan bella y hermosa que, aparte de ruborizarme, hizo crecer mi admiración hacia su persona:
“Para Aurora con gratitud, Ida Vitale “.
Mi emoción es inmensa ante tanta generosidad y entrega poética, pero si apenas pude decirle que yo era “otra que escribía cosas que no sirven para nada, …, poeta”.

Momento en que me firmó POESÍA REUNIDA. Ida Vitale. Tusquets Editores. Nuevos textos sagrados.

Concluimos con una sesión de fotografías y una charla amena que propició la embajada ofreciendo una copa a quiénes asistimos al acto. Ketty, Verónica, Susana y yo agotamos el tiempo, era agradable estar allí, momento único y probablemente irrepetible.

Yo regalando Poesía y amistad, como siempre, a una de las más grandes de la literatura Española. Fui sorprendida por su atención y generosidad.

Cuando salimos a la calle era de noche, las luces de la ciudad estaban encendidas, la jornada de reflexión empezaba ya y algunas personas regresaban de mítines políticos con banderas al hombro. El domingo 28 de abril del 2019 se decidirá mediante el voto el Gobierno de España por otros cuatro años. Estamos en democracia, pienso, bendita sea. Que la decisión soberana del pueblo español mayoritariamente, esté dentro de la Constitución y los Derechos Humanos.


Ketty Blanco Zaldivar, Aurora Gámez Enríquez, Verónica Aranda y Susana Szwarc en la librería Juan Rulfo, con el libro de poemas “Quién anda ahí” de Ketty Blanco Zaldivar. Ahí nos emplazamos para el día siguiente. Una decisión magnífica, de las que hacen historia.




CRÓNICA DEL FESTIVAL DE LA PALABRA ACE- UNIVERSIDAD ALCALÁ DE HERARES


Por

AURORA GÁMEZ ENRÍQUEZ,

Presidenta Grupo ALAS, perteneciente a la sección autónoma de ACE-Andalucía, Delegación de Málaga.









Heme aquí, yo, Aurora Gámez Enríquez, poeta malagueña, recién llegada al Rectorado de la Universidad pública de Alcalá de Henares, de la mano de una estudiante de Derecho y un estudiante de Literatura que amablemente me condujeron desde la estación del tren.  Prometía ser un gran día y lo fue.  La belleza de la ciudad, el magnífico edificio con sus patios y claustros llamando a la meditación, al estudio, al pensamiento. Obligado absorber como una esponja, la historia intelectual y sensitiva del espacio-tiempo que representa. Histórica y, a la vez, vanguardista, la UAH es una de las universidades más antiguas de Europa, cuyo origen se remonta a los Estudios Generales de 1293. En 1499, el Cardenal Cisneros funda el Colegio de San Ildefonso con el objetivo de crear un modelo de ciudad universitaria que serviría de patrón para otras en Iberoamérica. Personajes como Lope de Vega, Calderón de la Barca, Francisco de Quevedo, Tirso de Molina, Fray Luis de León, Ignacio de Loyola o Gaspar Melchor de Jovellanos, fueron algunos de sus alumnos más ilustres y María Isidra de Guzmán -la primera mujer que se doctoró en nuestro país- obtuvo esta distinción en la Universidad de Alcalá. En este ilustre lugar, la UAH, se entrega el Premio Cervantes de Literatura en Lengua Castellana, este año a la escritora y poeta Uruguaya, Ida Vitale. Más que justificado mi viaje desde el Sur, para participar en las actividades culturales “Especial festival de la palabra 2019” organizado por ACE, a la cual pertenezco, y la UAH.




Unas palabras de bienvenida de Manuel Rico, presidente de la Asociación Colegial de Escritores abre el acto del día 25 de abril, segundo día del ENCUENTRO INTERNACIONAL “EL ESPAÑOL ESTÁ DE FIESTA. CARTOGRAFÍA DE LOS FESTIVALES LITERARIOS EN LENGUA ESPAÑOLA”.  Es el Tercer coloquio, se celebra en Rectorado de la Universidad de Alcalá. El tema a debatir “LOS FESTIVALES LITERARIOS Y LA LECTURA: LA CREACIÓN DE NUEVOS LECTORES”. 
Modera la mesa Amelia Pérez de Villar Herranz (Madrid, 1964). Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad Complutense de Madrid y Traductora por el Institute or Linguists or London.  Es Vocal de Relaciones con los Medios de la Asociación Colegial de Escritores (ACE).  Intervienen: Alejandro Álvarez Nieves, poeta, narrador y traductor. Licenciado en Literatura Comparada, Graduado en Traducción y Doctorado en Traducción. Desde 2010 colabora con el Festival de la Palabra de Puerto Rico, dirigido por Mayra Santos Febres, primero como coordinador del comité de escritores, desde 2017 es Director de Programación General; Yesica Prado Quintero, es música, licenciada en Formación Estética, comunicadora social y magíster en Administración. Coordinadora de programación académica y artística de Eventos del Libro de la Alcaldía de Medellín y de la Fiesta del Libro y la Cultura; Laura Niembro, Licenciada en Sociología por la Universidad de Guadalajara y Máster en Edición de la Universidad Pompeu Fabra. Directora de contenidos de la FIL (Feria Internacional del Libro); Luis González, Licenciado en Derecho, ha sido Subdirector General del Ministerio de Cultura, puso en marcha el Plan de Fomento de la Lectura 1001/4. En 2004 se incorporó a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, donde es Director General. Ha liderado proyectos como Readmagine, Renodo o Casa del Lector, investigaciones como Territorio E-book o plataformas como Lecturalab, Canal Lector, Lectyo, Lectylab o Nuvem. Es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Fundaciones, ha dirigido Masters, es conferenciante y profesor invitado en diversas universidades y escuelas de negocios españolas e internacionales. Es autor de The Start-up of the Book con Nina Klein, además de otros libros anteriores y artículos; Nuria Barrios, escritora y doctora en Filosofía. Autora de libros de poemas El hilo de agua, Nostalgia de Odiseo y La luz de la dinamo, de las novelas Amores patológicos y El alfabeto de los pájaros, y de los libros de relatos Balearia, El zoo sentimental y Ocho centímetros. Su obra ha sido traducida al holandés, al italiano, al portugués, al filipino y al croata. Es la traductora al español del novelista irlandés John Banville/Benjamin Black, premio Booker y premio Príncipe de Asturias de las Letras.




Un pequeño descanso y se pasa al Cuarto coloquio: “EL MERCADO DEL LIBRO Y EL PAPEL DE LOS FESTIVALES EN SU DEFINICIÓN”.  La mesa la modera: Alicia Aza (Madrid, 1966). Abogada en ejercicio, es Vocal de Relaciones Institucionales de la Asociación Colegial de Escritores (ACE). Ha publicado los poemarios: El libro de los árboles (Ed. Ánfora Nova, 2010), El viaje del invierno (2011), Las huellas fértiles (2014), Arquitectura del silencio (2017). Ha participado en la creación de textos líricos para la ópera Thamos, dirigida por Carlus Padrissa, de la Fura del Baus, estrenada en Salzburgo en enero de 2019. Su obra poética ha sido traducida al italiano, serbio, francés, árabe, búlgaro e inglés.

Intervienen: Carlos Ortega, Secretario General de la Asociación de Editores de Madrid, y de la Cámara del Libro de Madrid. Participa en representación de la Federación de Gremio de Editores de España; Luisgé Martín (Madrid, 1962), Licenciado en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y MBA por el Instituto de Empresa. Ha sido galardonado con el premio Ramón Gómez de la Serna de narrativa, el Antonio Machado y el Vargas Llosa de relatos, y el Premio Llanes de Viajes. En Anagrama ha publicado las novelas La mujer de sombra, La misma ciudad y La vida equivocada, además del relato autobiográfico El amor del revés y el ensayo El mundo feliz (2018). Ha sido director de la Revista EÑE y del Festival Eñe 2018. En esta mesa también intervienen: Alejandro Álvarez Nieves, Yesica Prado Quintero y Laura Niembro.
Un intenso debate que puso de manifiesto la importancia de los festivales y ferias del libro. La promoción de la lectura a través de ellos.
Al terminar el debate pasamos a visitar la Exposición “Ida Vitale. Palabras que me cantan” en el Museo Luis González Robles, Rectorado de la Universidad Alcalá de Henares (Plaza San Diego).



“Hay libros que nos tienen en cuenta; ven en nosotros lo que de nosotros ignoramos. Descubrirlos es un placer duradero”.
Ida Vitale




LA PALABRA

“Expectantes palabras,
fabulosas en sí,
promesas de sentidos posibles,
airosas,
            aéreas,
                        airadas,
                                    ariadnas.

Un breve error
las vuelve ornamentales.
Su indescriptible exactitud
nos borra.”
                                               Ida Vitale, (Oidor errante)





Fotografía:
Carlos Fortea, Coordinador del Grado en Traducción e Interpretación de la Universidad Complutense de Madrid, Alejandro Álvarez Nieves, Director de programación Festival de la Palabra, Puerto Rico – Nueva York, Laura Niembro, Directora de contenidos de la FIL (Feria Internacional del Libro); Manuel Rico, Presidente de ACE (Asociación Colegial de Escritores de España), Yesica Prado Quintero, Coordinadora de programación académica y artística de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín; Aurora Gámez Enríquez, poeta, presidenta del Grupo ALAS (Autoras por la Literatura y las Artes), perteneciente a la sección autónoma de ACE-Andalucía (Delegación de Málaga).



Ida Vitale nació en 1923 en Montevideo, puerto de Lautréamont, de Supervielle y Laforgue, donde estudió humanidades y fue docente de literatura hasta los años setenta. Muy precozmente vaticinaron su destino un poema de la chilena Gabriela Mistra, la fascinación legada por el mundo natural, y la guía del profesor, exiliado español en Montevideo, José Bergamín, que escribió sobre ella en 1947 este poema acróstico, en donde las iniciales de cada verso van descubriendo el nombre de la destinataria:

“Ida que vida a vida, muerte a muerte
Das fuego a sombra, en la ceniza llama,
Asombras si iluminas, verde rama,
Volviéndose la brisa al esconderte.
Ida, no huída, Mozart te convierte,
Te quiere musical pues te proclama
Al par de geometría panorama
La infantil armonía de lo inerte.
En voz, en canto, en paso minuetoso
A veces, risa, a veces, pensamiento,
Mejor que el teorema cadencioso
Irás, por irte huyendo, breve viento,
Cortante Acero, llano presuroso,
O número de puro sentimiento.”

                                               José Bergamín a Ida Vidale en 1947

Cerrado el ciclo nos emplazamos para la lectura de Ida Vitale en la Embajada de México en Madrid, allí seguiríamos acompañando a la autora en esta celebración de la Palabra.